Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta la política de privacidad.
Cerrar

           

Algo está ocurriendo para que el resultado del esfuerzo de la empresa obtenga resultado en toda España menos en Cantabria.


 

Mientras el resto de las Comunidades creaba empleo, Cantabria creaba paro. Este es para CEOE-CEPYME Cantabria el balance de los datos de la EPA de 2017 que después de la publicación de los correspondientes al tercer trimestre deja en la Comunidad 1.400 personas en paro más que en 2016 y sitúa a la región como una de las dos únicas Comunidades en las que sube el número de desempleados.
Para el Presidente de la organización, Lorenzo Vidal de la Peña “los datos ponen hoy a Cantabria los pies en la tierra y anuncian que si no se toman medidas, nos pondrán de rodillas antes de un año”.
Cantabria pierde en 2017 lo que ganó en 2016 porque pierde personas activas (-1.900), ocupados (-3.200) y subir el número de personas en paro (+1.300).
Para Vidal de la Peña, “la empresa lucha por crecer y sobrevivir igual en Cantabria que en el resto de las Comunidades así que llega la hora de preguntarse qué hace que el resultado de ese esfuerzo sea positivo en toda España menos aqui”.
El Presidente de CEOE-CEPYME ha afirmado que “lo inteligente sería tomarse los datos en serio, guardar los discursos en un cajón y ponerse a arreglar desde ya y todos juntos lo que no funciona” y ha lamentado que en lugar de eso, desde la Administración se busquen excusas y se achaque a errores de muestreo los datos solo cuando son negativos, “lo que viene a ser como que digamos que nos han suspendido porque la profe nos tiene manía”.
La EPA retrata una Cantabria que no solo no consolida la tendencia positiva sino que pierde más de lo que gana o lo que es lo mismo “avanza, pero en sentido contrario al resto del país” y esto “no es una broma, es un drama y hay que ser serios para abordarlo”.
“A los pésimos datos de la EPA”, se une la pérdida de población total en Cantabria que desciende en 800 personas con respecto al año anterior y en 1.300 con respecto a 2015.  Esto significa que la Comunidad pierde además población en edad de trabajar. Hoy Cantabria tienen 491.700 personas en edad de generar riqueza, 200 menos que en 2016 y 700 menos que en 2015. Esto para Vidal de la Peña evidencia que “sobre la cabeza de los cántabros se está generando la tormenta perfecta y a quien debería asegurar que hay paraguas para todos le parece que brilla el sol”.

 
 


Comparte ...                                        
Tweets por @Ceoecant