Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta la política de privacidad.
Cerrar

           

El Plan Cantabria 2030 refuerza su estructura con la incorporación de Carlos Hazas


Carlos Hazas aportará su experiencia de más de 40 años en el sector financiero que le han llevado a ser la cara del Banco Santander en Cantabria después de desarrollar una carrera internacional en puestos de máxima responsabilidad en países como Estados Unidos, Chile, Alemania, Portugal o Japón entre otros.

Su conocimiento y experiencia supone un fuerte impulso a la labor de una de las cuatro palancas que activan los resortes que ponen en marcha el Cantabria 2030, la dedicada a obtener financiación para proyectos de emprendimiento “no común”. La línea de trabajo de la palanca de Emprendimiento y Startups es la de “gestión de oportunidades” por lo que el nuevo mentor asume la tarea de enlazar financiadores y emprendedores siempre dentro de aquellos proyectos empresariales que tengan ya un grado determinado de madurez y que supongan un modelo de negocio de oportunidad. Esto significa que un Consejo asesor filtra los proyectos que se reciben para ofrecer a los potenciales financiadores no ideas sin desarrollar ni modelos que repliquen los existentes sino propuestas elaboradas e innovadoras.

El prestigio profesional de Carlos Hazas y su conocimiento del sector financiero y su amplia experiencia de apoyo a la empresa, van a reforzar la parte del Plan que tiene como misión última impulsar el desarrollo de un ecosistema facilitador del crecimiento de startups, fomentando la involucración del tejido socioeconómico de la región en el impulso de eventos, iniciativas y fondos para su aceleración.

Hazas se suma así al equipo que desde diciembre de 2018 viene trabajando en el desarrollo de las medidas recogidas en el documento elaborado por Deloitte con la participación de más de 300 personas de la sociedad civil de Cantabria y que está integrado por Francisco Zunzunegui, Carlos Recio y Ezequiel San Emeterio.

En la actualidad, el Plan Cantabria 2030 cuenta ya con varios proyectos diseñados y en fase de búsqueda de financiación privada para su implantación en Cantabria especialmente en el área de innovación.

Además, a través de la Red de Talento Cántabro en el Extranjero se está trabajando en la elaboración de un documento que recogerá la visión de profesionales cántabros que trabajan al más alto nivel en los cinco continentes sobre ¿Cómo plantea cada país la sociedad post COVID-19? cuya presentación está prevista para el próximo mes de junio? El objetivo de esta publicación, como de la Red misma y del conjunto del Plan va más allá de la propia reflexión y busca aportar una visión sobre la economía y la sociedad que permita a las empresas de Cantabria aprovechar oportunidades en el mercado global.

El Plan, impulsado y financiado íntegramente por CEOE-CEPYME y puesto a disposición de la sociedad cántabra, nace como respuesta a las preguntas de la sociedad civil ¿hacia dónde camina la economía y la empresa mundial? Y, ¿qué puede hacer Cantabria para prepararse para los nuevos desafíos y aprovechar las oportunidades que van a surgir?

Las líneas de trabajo que deben llevar a alcanzar los objetivos del Plan para la transformación de la economía de Cantabria en una economía de alto valor y competitividad se activan a través de cuatro palancas: Emprendimiento y Startups, Talento y personas, Innovación e Infraestructuras y suelo.

Cantabria 2030 es una hoja de ruta compartida y consensuada por el 85% del tejido económico, empresarial y del conocimiento de Cantabria. Para su formulación, realizada a lo largo del año 2018, se llevaron a cabo, principalmente, dos fases. Por un lado, la elaboración de un exhaustivo diagnóstico de la situación de partida de Cantabria. Por otro, el diseño de lo que es Cantabria 2030.

En la fase de diagnóstico se organizaron 12 mesas sectoriales en las que participaron 123 personas representativas del tejido empresarial de Cantabria, además, de representantes de clústeres sociales, Universidad y centros tecnológicos. Las mesas se enmarcaron en los ámbitos siguientes: agroalimentación, química, metalurgia, comercio, sectores regulados, construcción y hábitat, turismo y cultura, salud y servicios sociales, conocimiento, transporte y logística, educación y servicios profesionales. Además de estas mesas, se organizaron 13 entrevistas individuales con distintos agentes vinculados al desarrollo económico y empresarial de Cantabria. A su vez, a través del formulario habilitado en nuestra web, se recogieron 68 valiosas aportaciones del conjunto de la ciudadanía. Para culminar esta fase, se analizaron las diferentes estrategias y planes sectoriales desarrollados en Cantabria en los últimos años, con el objeto de identificar y valorar las líneas de trabajo que se han propuesto y abordado.

Por su parte, en la fase de diseño, y partiendo de toda la información recopilada y analizada en la fase de diagnóstico, se identificaron palancas y líneas de trabajo a afrontar en los próximos años, que, por supuesto, integran las principales macrotendencias tecnológicas, económicas y sociales que influirán en el desarrollo futuro de Cantabria. Esta identificación de palancas y líneas de trabajo fue nuevamente compartida y contrastada con todos los participantes en Cantabria 2030. El trabajo constante y el seguimiento permanente en la formulación de Cantabria 2030 ha llevado a la generación de un instrumento único para el desarrollo competitivo y sostenible de Cantabria en el horizonte 2030.


Comparte ...                                        
Tweets por @Ceoecant